Artículo para la Categoría Sin categoría

APLICACIÓN DE LAS NEUROCIENCIAS AL SECTOR GOURMET

APLICACIÓN DE LAS NEUROCIENCIAS AL SECTOR GOURMET

Los avances realizados en los últimos años nos han permitido adentrarnos en el conocimiento del comportamiento humano como individuo y, por extensión, como consumidor.

Cuanto más conocemos a nuestro clientes, sus gustos, preferencias y necesidades, mejor podremos satisfacerlos, sorprenderlos y superar sus expectativas.

A continuación destacamos algunas de las conclusiones de aplicación en productos gourmets. 

Texturas. Cuantos más sentidos se impliquen mayor impacto y recuerdo generará nuestro producto gourmet. Podemos utilizar, por ejemplo, materiales agradables al tacto para transmitir suavidad, delicadeza o rugosos para transmitir producto natural, sin aditivos o ecológico.

Lo sencillo gusta más. Nuestro cerebro se rige por formas básicas: cuanto más sencillo sea nuestro logo, imagen, producto, etcétera, más nos llamará la atención. La publicidad sencilla y visual es más atractiva para nuestro cerebro.

Formas redondeadas. Nuestro cerebro responde mejor a las formas curvas, más fáciles de encontrar en la naturaleza que las aristas. Utilizar una forma lineal donde habitualmente encontramos una forma redondeada o en combinación con ella, crea un contraste que también ayuda a captar nuestra atención. 

La forma que demos a nuestro producto gourmet o envase hará que nos transmita una sensación u otra, ya que nuestro cerebro piensa en imágenes. 

Miramos a los ojos y seguimos la dirección de la mirada. También de los modelos que se utilizan en publicidad, así que debemos hacer que dirijan su mirada hacia el producto o información que más nos interesa transmitir.

Los colores transmiten emociones. Debemos tenerlo en cuenta al diseñar un producto, un packaging o la publicidad de tu marca.

Emociones. Con nuestros productos gourmet y su presentación debemos cuidar todos los aspectos que puedan despertar emociones y sensaciones positivas en nuestro cliente: salud, sabor, naturaleza, juventud, bienestar…una atención esmerada y personalizada a nuestros clientes, transmitirán calidad y compromiso por las cosas bien hechas.

En el punto de venta, los aromas, colores, disposición del producto, temperatura y resto de elementos que puedan influir en un mayor bienestar, contribuirán a que el cliente pase más tiempo en él y, por consiguiente, se incrementen las posibilidades de que adquiera tus productos.